REJUVENECE TU PIEL DE MANERA NATURAL

ÁCIDO HIALURÓNICO

ácido1.jpg

El ácido hialurónico es una sustancia natural de nuestro cuerpo, la cual podemos encontrar en diferentes partes; epidermis, cartílagos, ojos, etc. Una de sus propiedades más importantes es la capacidad para atraer y retener el agua, lo que hace que esos tejidos se mantengan en buenas condiciones.

En Dentalis utilizamos marca

CROMA®, líder de mercado internacional.

Podéis encontrar más información

en su página web:

- ¿CÓMO FUNCIONA?

 

A medida que vamos envejeciendo su presencia en el organismo disminuye poco a poco. Como consecuencia, la piel pierde hidratación y, por lo tanto; elasticidad y firmeza. Éso hace que se haga más flácida y favorezca la aparición de arrugas.

A la edad de 50 años en el organismo sólo queda la mitad del ácido hialurónico en nuestro cuerpo, afectando también a las articulaciones y otras partes.

Es aquí donde el ácido hialurónico nos ayuda a mantener una buena hidratación de la piel, incluso en sus capas más profundas, de modo que se mantiene el grosor, el volumen y la tersura de la misma. Sirve para evitar, retrasar y tratar las arrugas cuando están su fase más incipiente de aparición.

En el campo de la medicina estética ha supuesto una verdadera revolución en el tratamiento de las arrugas, hasta el punto de sustituir en muchos casos a la toxina botulínica (botox). Se ha demostrado clínicamente que cuando se aplica mediante inyección intradérmica el ácido hialurónico estimula y activa los fibroblastos incluso en personas de edad avanzada, lo que supone que además de proporcionar un mayor volumen a la piel también se estimula la formación de colágeno. Las zonas en las que más se aplica son:

  • Surcos nasogenianos, (los que parten de la nariz hacia los laterales de la boca).

  • Pliegues peribucales y las comisuras labiales, en la línea de contorno de labios.

  • Entrecejo.

  • Patas de gallo.

  • Frente.

ChicaCaraManos.jpg

- VENTAJAS

  • Reafirma la estructura de la piel.​

  • Hidrata de forma natural.

  • Mantiene la hidratación.

  • Facilita la reparación celular.

  • Rellena las arrugas.

  • Deja la piel más suave.

  • Estimula la generación de colágeno.