• Instituto Médico Dentalis

ENCÍAS RETRAÍDAS



Las encías son uno de los componentes fundamentales de nuestra sonrisa. Y por supuesto no hablamos de sólo a nivel estético, sino de lo importantes que son para nuestra salud dental.


Nuestras encías son un tejido sensible que protege y sujeta los dientes en nuestra boca, por lo que es muy importante mantenerlas sanas.


Si no las cuidamos no sólo empeora el aspecto de nuestra sonrisa; también pueden ocasionarse enfermedades muy severas. Hoy os hablamos de las encías retraídas, y de sus posibles causas y soluciones.


CAUSAS


1 - Gingivitis

Es una inflamación de las encías alrededor de los dientes. Se produce por la acumulación de restos de comida y placa bacteriana que acaba formando "sarro". Se van acumulando y producen esta inflamación.


La gingivitis provoca que te sangren las encías durante el cepillado, y puede provocar la retracción de las encías. Llega a afectar hasta al 90% de los adultos y debe ser tratada por un especialista dental.


2 - Periodontitis


También llamada "piorrea", proviene de una gingivitis no tratada. Consiste en la pérdida del hueso que soporta los dientes y la formación de bolsas alrededor de los dientes (bolsa periodontal), en las que se acumula la placa bacteriana.



La periodontitis provoca también inflamación, retracción de las encías y pérdida del hueso. Lo que acaba desencadenando en la pérdida de dientes. Es importante que sea tratada para evitar sus perjuicios.




3 - Mal cepillado


Utilizar cepillos demasiado duros o hacer demasiada presión al cepillarnos puede provocar la destrucción del tejido gingival. Aprender una correcta técnica de cepillado ayuda, puedes consultar con tu especialista.


4 - Traumatismos


Un golpe en la boca puede provocar daños en el tejido de la encía. También el apretar los dientes de manera involuntaria (bruxismo).


5 - Fumar tabaco


Fumar reduce el riego sanguíneo que llega hasta la encía, y disminuye la capacidad de defensa ante placa bacteriana.


Además puede hacer que no veamos el sangrado propio de la gingivitis, lo que puede llevar a retrasar el tratamiento y empeorar la situación.


SOLUCIONES


Tras un estudio por parte de un periodoncista, generalmente se aplica un tratamiento que consiste en un raspado para eliminar la placa de las raíces de los dientes, y un alisado radicular para devolverles su forma lisa y sin irregularidades.


En casos más avanzados existe otra solución: realizar pequeños injertos de tejido procedentes normalmente del paladar. Es una cirugía poco invasiva, y la zona cicatriza rápidamente con unos pocos puntos de sutura. Es indicado para cubrir raíces expuestas o para casos en que la pérdida de la encía es completa. Aunque no podamos cubrir las raíces expuestas es necesario colocar nueva encía en la zona que recubre los dientes para conseguir un adecuado sellado alrededor de los mismos y protegerlos.


Lo ideal es no dejar que el problema en las encías aparezca, cuidando correctamente los dientes. En Dentalis puedes hacer una revisión gratis con nuestros especialistas para ver que tienes tus encías en orden.


ARTÍCULO

Recomendados
Recientes
Archivo